#SugarCoated Entrevista a Brenda Mato

/
Hace no mucho, tuve que empezar a hacer entrevistas serias para una materia de la facultad. Elegí como eje, mujeres inspiradoras, fuertes, empoderadas, feministas. Cada una de ellas se destaca de alguna manera en su campo o lleva al hombro una lucha digna de mención. Creo que escucharlas sirve para aprender y abrir el debate. Me pareció una pena que los testimonios de personas tan increíbles quedaran archivados en mi carpeta por lo que decidí compartirlas en esto que vamos a llamar: SugarCoated.
Espero les gusten y si quieren a alguien en particular en esta nueva sección, no dejen de decirme!

"Tuve que decidir entre ser infeliz o vivir de lo que me gusta como puedo"
A Brenda la conocí hace muchos años en un boliche, le dije que me gustaban sus victory Rolls y básicamente ahí empezó todo. Es probable que cuando alguien escuche la palabra "modelo" se le venga a la cabeza una mujer muy alta y probablemente muy delgada pero afortunadamente, en los últimos años, gracias al feminismo y a movimientos de liberación de la mujer esa concepción empezó a cambiar. Brenda Mato desafía todos estándares impuestos. Ella es modelo XL y además, es activista del "body positive" o aceptación del cuerpo, una filosofía que predica el amor propio y el aceptar nuestro cuerpo con todos sus defectos y virtudes. Brenda, con sus 26 años logró instalar la discusión de la falta de talles inclusivos en el mercado no solo en los medios de comunicación y en las redes sociales sino también en el congreso ya que junto a la ONG AnyBody Argentina y la diputada Victoria Donda comenzaron a impulsar una ley de talles nacional. Su lucha es quitar lo banal que puede considerarse tener para vestirse y llevarlo a otro plano; el de la identidad.



Vos subiste una foto que decía "No tengo que ponerme", para visibilizar el problema de los talles en el país y a partir de eso cambió todo. ¿Cómo fueron las reacciones?
Hubo reacciones diversas, en su mayoría positivas, de gente que se acercó a contarme su historia. Después está la gente que no entiende el reclamo de base pero se puede debatir. Y luego comentarios misóginos y machistas de siempre del tipo "ponéte a dieta" o cosas así.  
Hubo mucha gente que me decía "no te quejes, adáptate. La sociedad no tiene que cambiar por vos, vos tenés que cambiar para la sociedad". El hecho de vivir en sociedad no tiene que quitarnos nuestra individualidad y  si no nos sentimos representados y algo nos hace daño, no está mal quejarse. Si la queja apunta a que tenga una resolución positiva para más de una persona entonces es algo bueno.   

Más allá del tema de los talles, tenés una lucha en contra de los estándares de belleza impuestos por la sociedad ¿De donde salió eso?
Me surgió en el momento en el que me iba "redescubriendo". Mi adolescencia fue terrible porque todas esas inseguridades las proyectaba en otras personas y todas las cosas feas que me decían las descargaba en chicas más gordas que yo y tenía esa comparación constante de "por lo menos soy más linda que alguien". El estigma de ser "la gorda" y a veces no tenía nombre, no tenía nada. Tuve que decidir entre ser infeliz o vivir de lo que me gusta como puedo. Empecé a prestarle atención a que ese esfuerzo que yo hacía, no dependía tanto de mi cuerpo. Darme cuenta que la única traba que yo tenía era yo misma y cómo yo me veía. El aceptarse, el quererse, el entenderse es una guerra para toda la vida.

¿Por qué pensás que estos modelos se nos imponen?
Creo que tiene que ver con las industrias que tienen el control y crean todo un paquete de inseguridades para vender y el hecho de que vivimos en una sociedad machista que nos impone lo que al macho le gusta. Si un día nos levantamos y decidimos que nos queremos como estamos, se caen un montón de industrias.  La sociedad alcanzó un nivel de egoísmo supremo en el que no importa qué hagan mientras se llenen los bolsillos. Hay una confrontación bastante directa con el fin de aumentar el rédito y generar un estatus. Que haya marcas que prefieren reducir su mercado en lugar de vestir a la gorda, te dejan en claro a donde perteneces y a donde no. Simplemente por el número que dice la balanza.
Ahora llegaste a poder presentar la ley de talles, ¿Cuál fue la reacción que generó eso?
Yo vengo luchando por la ley junto a la ONG con la que colaboro desde el 2015 desde hace un tiempo, lo que  queríamos lograr es unificar los criterios. A Victoria Donda la buscamos porque trabaja con los derechos humanos y nosotros  consideramos que esta ley trata de un derecho muy importante que es el de la identidad. Siempre se hablaba del tema salud pero no tiene que ver con eso sino con que no puede ser quien es y no puede vestirse como se identifica. La ropa tiene que ver con una identidad y al mismo tiempo el mercado te dicta "tenés que ser así" pero no te dejan.  ¿Qué me lo impide, mi cuerpo? La presentación fue super emotiva ,los diputados y diputadas contaban también lo que les pasaba y podían empatizar y entender por dónde venía la cosa. Mientras no entendamos que la salud no solo es física sino también mental, no íbamos a llegar a ningún lado. Lo importante es que se instale el tema y se discuta. Que no haya una única voz. Mientras nos hagamos escuchar vamos a avanzar.

Pueden encontrarla en Instagram o Facebook

3 comments:

  1. Me encantó la entrevista y las fotos! Espero que haya muchas mas, lessi!

    ReplyDelete
  2. me encanta esta sección! por favor, que haya más entrevistas!

    ReplyDelete

Thank you for your time!! xoxo

Instagram